fbpx

A medida que pasan los días las empresas buscan desesperadamente aumentar sus ventas por medio de las redes sociales, saturando los muros de las personas de publicidad “compre ya”. Si usted es una de esas empresas, demuestra que no entiende al consumidor y la situación actual, quizá me pregunte: ¿Pero entonces cómo vendemos? Definitivamente no de esa manera. Mientras el tiempo pasa, se visualizan panoramas menos alentadores, por ejemplo la tasa de desempleo en Costa Rica alcanzó el punto más alto de la historia con un 20.1% de desempleo, entonces le pregunto de vuelta ¿Usted cree que éstas personas van a derrochar su dinero en cualquier cosa? Ante tantas personas sin empleo y las que lo poseen, presentan un porcentaje menor de su salario habitual, es preciso que las empresas entiendan que los consumidores ahora piensan más sus compras y el impulso es un concepto que quedó atrás.

Las personas planificarán más sus compras, se cuestionarán más los beneficios que le ofrece ese producto, le preguntarán más y serán más exigentes en una entrega de calidad y valor añadido, esto no quiere decir que ganará el producto más barato, sino el que represente una mejor inversión para ellos.

 

¿Barato o calidad?

En el consumismo que anteriormente nos veíamos envueltos, lo barato era un adicional. Ahora nos cuestionamos si lo barato es: ¿Será bueno? ¿Será que sí me va a funcionar? ¿Será que me cobra algún adicional por otro lado? Nos comenzamos a cuestionar dónde estará la trampa, quizá no exista ninguna, pero sabemos que un precio bajo corresponde a perder calidad y atributos, esos atributos diferenciadores son los que en estos tiempos de pandemia harán la diferencia.

 

Diferenciarse o morir

Este ha sido un titular que siempre me llamó la atención y siempre lo tengo presente, años anteriores lo veía como una frase de batalla y motivador a su vez para dar lo mejor en cada servicio, pero ahora es más que eso, ahora es verdadero. Si su producto o servicio verdaderamente no se diferencia, es similar a decir que su negocio tiene COVID-19, así de simple, puede:

  • Quedarse en cuarentena y esperar una recuperación: Estar sin ventas y esperar una recuperación económica mundial incierta.
  • Si tiene factores de riesgo, tiene mayor riesgo de morir: Si su negocio tiene factores de riesgo como un mal manejo de sus redes sociales, no posee website o no conoce cómo convertir Leads, puede morir.
  • Ingresar en UCI: Su negocio puede estar en cuidados intensivos con alto riesgo, sino no se diferencia de los demás.
  • Morir: todas las áreas desde digital, comunicación, ventas, delivery y calidad fallaron.
  • Es asintomático: Sus ventas no se han visto afectadas, pero debe cuidarse, en cualquier momento podría ser afectado.

Entonces, cuando vemos este panorama nos damos cuenta (como en la vida real) que pudimos haber hecho más antes de que sucediera ésta pandemia… hacer ejercicio, comer saludable, acatar el lavado de manos como un hábito, etc. Lo mismo con su marketing, haber invertido en una buena comunicación en redes sociales, contar con presupuesto mensual de publicidad, hacer vídeo marketing, etc.

 

¿Cómo puedo prevenir el COVID19 en mi negocio?

Claramente no todos los negocios son iguales, hay negocios que seguirán vendiendo por la naturaleza del mismo, hay otros que se deberán adaptar, todo depende del producto o servicio que se ofrezca.

 

Pongamos un ejemplo: Servicios de Psicología

La salud mental comienza a tomar mayor sentido en las personas, todos nos sentimos que nos estamos volviendo locos al estar la mayoría del tiempo en casa y con miedo a poder contraer el virus. La desesperación, ansiedad, el afecto al que antes estábamos acostumbrados, socializar, todo eso nos va hacer explotar la cabeza, comenzamos a sentir que ocupamos ayuda de un profesional.

Para aquellos que ya contaban con su especialista y tiene los medios para pagarlos, que el especialista le brinde el servicio vía zoom o Skype, es una forma de adaptarse y no morir.

Pero para aquellos nuevos que buscan la ayuda, acá es donde comienza lo bonito.

Tenemos varias opciones:

  1. Pido recomendaciones en Facebook o le pregunto a mis amigos. Entonces si en el mejor de los casos tiene Facebook o instagram ingreso a investigar quién es, que publica… en otras palabras a quien le voy a abrir mi vida. Acá el consejo es que se muestre profesional, las fotos que pone que se vean formales, los videos deben estar bien producidos o al menos con buen audio, estas son pautas básicas.
  2. Busco en Google “psicólogos en San José” por ejemplo. Boom! Aparecen las páginas que tienen activos los Google Ads. Esto significa que tienen un presupuesto diario para estas palabras de búsqueda, posee una página web que está actualizada y todo esto es inversión.
  3. El usuario no ha decidido: Entonces el usuario vio esas opciones y no se sintió seguro de contactar (ojo ni siquiera hay opciones de compra para decidir) y deja el tema… pero boom viene un psicólogo que tiene un canal de Youtube donde da consejos, con una buena producción de anuncio y mientras éste usuario escucha música en Youtube le sale un anuncio de 5 segundos antes de la siguiente canción diciendo: “Sé que buscas ayuda psicológica y no te has decidido, te invito a conocerme”. Boooooommmmmm 💥💥💥💥 esa es una publicidad que yo vería sin duda.

Entonces si usted me pregunta ¿Cómo hacemos publicidad sin vender? Los ejemplos anteriores son un ejercicio que usted puede hacer con su producto. Una publicidad que está donde se busca y comunica con certeza, social y amigable, no la más barata.

Recuerde, los usuarios quieren ayuda, no que les venda. Siempre ha sido así, no sé en qué momento a los publicistas de la vieja escuela se les metió que todo era vender, pero gracias un un virus todo está cambiando y volviendo a cómo debe ser.

 

No más contenido COVID-19

Las redes sociales están inundadas de estas noticias, los usuarios buscan, anhelan, ansían contenido de entretenimiento y diferente, ojo no me refiero a que deje de comunicar las medidas de protección en su negocio ni lo estipulado por salubridad, esto siempre debe estar presente de primero en su web y redes sociales, esto va en la publicidad y publicaciones que usted realiza en sus canales digitales, dele muerte al “compre ya”, comunique entretenimiento y valor valor, si no lo tiene o no se le ocurre, pues usted debe sentarse con su producto y empezar hacer una lluvia de ideas y poner a trabajar esa creatividad. Recuerde la calidad y lo diferenciador no es un precio barato.

Invierta en su Marketing Digital

Dicho sea de paso, tome en cuenta estos consejos que le brindé anteriormente, contrate a personas que le den valor, calidad y pensamiento. Analice sus redes sociales, su página web, pregúntese ¿Qué tanto ha ayudado a los demás? Muchos “expertos” mágicamente han surgido ahora, cuídese podrían ser asintomáticos 😉

Entonces ¿Cómo vivimos en ésta nueva normalidad publicitaria?

  • Se estima aproximadamente ir saliendo de la pandemia en el 2021, se viene un año fuerte, así que inicie a preparar un presupuesto de inversión en anuncios para un año y que ésta inversión le ayude a lograr los objetivos que se proponga.
  • Si antes no realizó la inversión de página web redes sociales y desea vivir, ahora es el momento, no espere más, si el presupuesto se le sale de las manos, es hora que usted se capacite e inicie a realizarlo usted mismo, mientras hace capital y puede invertir luego en estos temas a corto plazo.
  • También puede hacer promocionales brandeados. Las personas seguirán usando mascarillas… ¿Qué tal si regala una mascarilla con su marca por la compra de x cantidad de su producto? Las personas usarán está mascarilla y le harán publicidad.

Sobretodo ayudémonos unos a otros, seamos más humanos, juntos podemos salir adelante y brindar verdaderos beneficios a nuestros clientes.

Si este contenido fue de valor para usted puede compartirlo con sus amigos. Si usted necesita asesoría en Marketing Digital, estrategias digitales o publicidad digital, puede contactarme en los siguientes medios:

Correo Electrónico: hazel@dreams.co.cr
Facebook: https://www.facebook.com/HazelCastillo.Marketing